Encuentro Nacional MSM – Primera Parte

Encuentro Nacional MSM – Primera Parte

Querido lector,

Acabo de regresar del Encuentro Nacional del Movimiento Sacerdotal Mariano que ha tenido lugar en la capital de España. Allí nos hemos reencontrado con el responsable nacional, el p. Andrés, y hemos conocido al nuevo responsable mundial: el p. Luca Pescatori, en el que ha sido su primer viaje ordinario fuera de Italia tras su elección. Os comparto reflexiones de interés.

Todo ha transcurrido en un ambiente sencillo, «como la Virgen quiere«, nos ha dicho. Recordándonos que en verdad, habíamos sido convocados por Ella uno a uno y que esto había de hacernos sentir su mirada sobre nosotros.

«Esto es un honor grandísimo que no entenderemos nunca, por eso es importante estar aquí. No es una devoción para nosotros, sino una forma de vida.»

El p. Luca nos habla del Don de Dios para la Iglesia: el Corazón Inmaculado de María. «El acto de consagración es como nuestro documento de identidad. Si alguien quiere saber cómo somos, se lo enseñamos. El Señor y la Virgen que nos ven, han de ver que estamos viviendo la consagración».

«El Corazón Inmaculado de María es el único lugar del mundo donde el diablo no ha entrado nunca. Ella nos quiere hacer entrar en él y no es algo sentimental, es una función materna de protección de Satanás. Nos previene del pecado, también del pecado intelectual o contra la fe.»

«Quien se ha consagrado al Corazón Inmaculado de María no puede solo ser un buen cristiano, sino una imagen de Jesús y María. Es mucho más. El gran peligro hoy es cambiar nuestra fe. El diablo nos tienta, no a cometer pecados gravísimos, pero puede convencernos de vivir mal nuestra fe y conformarnos.»

«La Virgen es modelo de combate para vivir bien la fe bajo la Cruz, porque se vence a sí misma para esto. Después, va a vivir para los apóstoles y la Iglesia su función maternal. También los apóstoles peligraban ante los ataques.»

«Ahora sucede parecido, la Madre viene y nos introduce en Su Corazón para ser protegidos, reanimados y ser luz. El Maligno conduce a la confusión y tristeza, la Virgen a la luz a través de nosotros.»

Citó el mensaje que Ella le dio al p. Gobbi el 13/09/1984: «En Cenáculo conmigo» donde advierte de la «gran violencia» de los espíritus del mal. Ella lo sabe, es la Capitana de un único ejército, del que desea que formemos parte porque no quiere vencer sin nosotros. «No nos mira desde lejos, es la primera que está combatiendo.»

«Satanás la teme a Ella, a nosotros no. Pero si estamos en Su Corazón Inmaculado, somos presencia de María, y por tanto Satanás nos teme. La batalla es a nivel de espíritus y el arma espiritual es la oración.»

¿Qué hemos de hacer nosotros?

«Mirar el mal de hoy con los ojos de María«, nos dice el p. Luca. «Esto nos exige sufrimiento y paciencia, pero sabemos que la Virgen nos lleva a la victoria.» «Somos honrados de lo que estamos viviendo en este tiempo». 

«Dios nos da confianza, nos manda a Su Madre. Y Ella nos dice: ´Yo os formo`»

«Quiero que seáis medicina para estos males«.

¿Podemos ser medicina?

«Miremos a los santos. Los santos han sido la medicina de Dios para la humanidad. Es Dios quien nos da este don.»

«La Virgen nos pide: ´oponeos en todo al secularismo`, pero lo que nos dice es, con ´medios espirituales`.» «Para el mundo no somos nada, pero en la historia El Cenáculo tiene un grandísimo valor, porque equivale a ´medios espirituales`.»

«No curamos al mundo si hablamos, sino si vivimos la Consagración como la Virgen nos pide.»

(Continuará…)

6 Comentarios

  1. <<…El diablo nos tienta, no a cometer pecados gravísimos, pero puede convencernos de vivir mal nuestra fe y conformarnos.»

    Me veo identificada en esta llamada de atención y veo a muchos también perdidos en este tornado silencioso que arrastra violentamente al pueblo.

    Y lo bueno es que también nos da el agua, la luz y la sal para combatir al diablo:

    «No curamos al mundo si hablamos, sino si vivimos la Consagración como la Virgen nos pide.»

    Gracias por estar ahí y Dios os bendiga.

    Responder
    • Gracias a ti por lo que aporta tu comentario.
      Dios te bendiga, Eva María.
      Unidas en Su Inmaculado Corazón.

      Responder
  2. Hola Cyntia, has recogido ideas esenciales de padre Lucas, sencillas y al mismo tiempo profundas. Es una invitación a que vivamos la consagración, a que nos dejemos transformar por Ella, es abrazar el bálsamo de niégate a ti mismo, es caminar en la convicción de que entrando en el Misterio de su Corazón Inmaculado, nos libera de tantos apegos que nos hace personas pequeñas, sencillas y limpias de corazón. Un abrazo Manuel

    Responder
    • Así es, gracias Manuel.
      «Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios».
      Ahora tenemos Su Inmaculado Corazón. Un abrazo.

      Responder
  3. Realmente es así, nos cuida sabiendo , primero nuestra debilidad , y a la vez, nos dice que en su corazón están las respuestas que no entendemos, por eso Ella nos guía hacia su amor y nos hace partícipes de su delicadeza de Madre , y nada vamos a temer. Al contrario , pisamos fuerte !! Ella nos guarda.

    Responder
    • Gracias, Josefina.
      Eso nos hace saber la Madre, que al consagrarnos a Su Inmaculado Corazón, Ella nos toma como somos: con nuestros pecados, apegos y debilidades. ¡Pero ya somos suyos! A partir de ahí, Ella nos forma y nos conduce cada día.
      ¿Puede haber algo más hermoso? Siervos de la sierva del Señor. La más pequeña y ¡la más grande! Bendita sea.
      Unidas en Su Inmaculado Corazón.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *