El Papa Francisco y Medjugorje

El Papa Francisco y Medjugorje

Preámbulo            A primeras horas del domingo 1 de febrero del presente año, una mujer de edad incierta entró en un establecimiento comercial situado en la apacible área residencial del norte de Dublín. Se dirigió a la vendedora de periódicos con sonrisa desarmante y pidió:          —Quiero todos los ejemplares del Irish Mail on Sunday.          La vendedora, reprimiendo su curiosidad, la atendió con profesional indiferencia. Allí estaba para vender, no para hacer preguntas. No obstante, el hecho quedaría grabado en las cámaras de videovigilancia.          La escena fue repitiéndose en todos los puestos de venta de periódicos de la zona. El objetivo de la mujer, corroborado por las cámaras de seguridad, era comprar todos los ejemplares del semanario Irish Mail on Sunday que hubiese a la venta en Malahide, Portmarnock y alrededores.          Era Mary Carberry, de soltera Mary McGovern, residente en Malahide. Quería evitar que sus conciudadanos leyesen un reportaje de investigación de Michael O’Farrell. Este hábil periodista había logrado identificarla con «Maria Divine Mercy» («María Divina Misericordia»), que desde noviembre de 2010 publicaba mensajes supuestamente recibidos de Dios Padre, de Jesús y de la Virgen María en la página web TheWarningSecondComing.com, vertidos en 28 idiomas o dialectos con éxito sin precedentes. Ella se defendió ante los periodistas aduciendo que simplemente hacía un trabajo para «alguien». Implícitamente, este «alguien» la habría elegido por su brillante carrera de empresaria de RRPP, no por su preparación teológica. Ya en agosto de 2012 el teólogo Ronald L. Conte Jr había dicho: «Antes de su recepción de la revelación privada, esta autoproclamada vidente era una católica no...
La Virgen de Medjugorje hace una petición en San Giovanni Rotondo

La Virgen de Medjugorje hace una petición en San Giovanni Rotondo

La vidente Vicka Ivankovic-Mijatovic visitó San Giovanni Rotondo el pasado 10 de marzo. Durante su breve estancia en esta villa italiana, archiconocida por haber albergado al Padre Pío, recibió una aparición privada de la Virgen María ante un reducido número de asistentes.   Una vez concluida la aparición, Vicka explicó: «Esta tarde Nuestra Señora ha venido muy alegre. Tras saludar con las palabras «Alabado sea Jesús», ha apoyado las manos sobre cada uno de los aquí presentes y ha orado par cada uno de ellos. Nos ha pedido que recemos los Misterios Gloriosos del Santo Rosario cada día de esta Cuaresma, en familia y de rodillas.» La Virgen se despidió con la frase «Id con la paz de...