VIERNES SANTO 2020

VIERNES SANTO 2020

Querido lector, Esta mañana hemos asistido por videoconferencia a una Charla que el p. Andrés González, responsable nacional del MSM, nos ha impartido sobre la Pasión y Muerte de Nuestro Señor. Me ha parecido sobresaliente, por lo poco habitual que es escuchar hablar desde este enfoque, así que paso a compartiros algunas reflexiones: «Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús. El cual, teniendo la forma de Dios, no consideró como presa codiciable el ser igual a Dios, sino que se anonadó a sí mismo tomando la forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y, en su condición de hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.» (Filipenses 2, 5-8) Así dictaba la carta de San Pablo con la que nos ha introducido en la realidad de que todos somos tentados por el demonio. Cuanto más cerca de Dios, más tentaciones. El demonio aparece hasta 72 veces citado en el Nuevo Testamento. Jesús viene a destruir este poder, pero Él no toma ninguna decisión sin consultar al Padre. Todos los santos y místicos coinciden en que Jesús, como hombre, fue tentado y en que su mayor momento de dolor fue durante su Oración en el Huerto de Getsemaní. Podemos imaginar la tentación de Satanás: «¿para qué vas a morir por los demás?», y le mostraría nuestra ingratitud y falta de correspondencia, nuestra tibieza y la inutilidad de su sufrimiento. Sus discípulos están dormidos. Satanás se ha desatado y le sugiere la inutilidad de todo lo que hace. ¿Cómo responde? Jesús dice NO al tentador, pero sin dialogar con él. Durante la...