El aleteo

El aleteo

Génesis 1,2 La tierra era caos, confusión y oscuridad por encima del abismo, y un viento de Dios aleteaba por encima de las aguas. Nos situamos justo en el principio de la Biblia, y precisamente con esa palabra: ´en el principio` (en hebreo, la lengua en que fue escrita, se dice Beresit) comienza este primer libro de la Biblia que llamamos el Génesis. En el principio creó Dios los cielos y la tierra.-  Este es el primer versículo y a continuación, viene nuestro texto seleccionado para reflexionar sobre la Misericordia. Para poder adentrarnos en el significado de estas palabras, debemos conocer el contexto en el cual se escribe este libro, para así comprender y sobre todo desentrañar la conexión que estas palabras tienen con nuestra vida y con el tema que nos ocupa. Los expertos parecen ponerse de acuerdo, en que los primeros cinco libros de la Biblia – lo que conocemos por Pentateuco – fueron escritos por uno o varios autores en el tiempo del destierro de Babilonia. Era el siglo VI a. de C. cuando los babilonios conquistaron Jerusalén, destruyeron el templo y deportaron a todos los ilustres de Israel. Tenemos que ponernos en la situación de estos autores y comprender lo que para ellos supuso esta deportación. Fue un hecho de una gravedad terrible, extrema; el pueblo de la ley de Moisés vivía con una referencia que marcaba absolutamente toda su vida. Esta referencia era el Templo, construido por Salomón, era el lugar donde estaba centralizada toda la vida del pueblo de Israel. Ser deportado, dejando atrás un Templo arrasado, supone una pérdida absoluta e irreparable, lo...