Grandeza de Alma

Grandeza de Alma

Querido lector: Somos muchos los que manifestamos o compartimos hoy el dolor por esa desorientación tan grande que hay en la sociedad. Una sociedad que necesita más que nunca de verdad, de amor, y de misericordia. Tenemos una ley natural inscrita en nuestro corazón de: paz, amor, bondad, y búsqueda de la verdad. Pero Jesucristo nos advirtió: ´donde está tu tesoro, allí está tu corazón.` (Mt 6, 19-23) ¿Dónde está tu tesoro? ¿Qué es lo que se apodera de tu corazón? Porque ´no puede un árbol malo, dar frutos buenos.` (Mt 7, 18) Leamos bien el evangelio que habla de ´La puerta angosta` (Mt 7,13); ya que´por sus frutos los conoceréis`. ¡Por sobre todas las cosas custodiemos el corazón! ´Guarda tu corazón con toda cautela, porque de él brotan manantiales de vida` (Proverbios 4:23) ´Hijo mío, atiende a mis palabras e inclina tu oído a mis razones.` (Proverbios 4:20) Pero la fe hay que vivirla; es entonces cuando uno la entiende y comienza a vislumbrar una luz nueva que le acerca a su significado. Así, es fácil descubrir cómo se vive cuando hay mal en el corazón: rencor, odio, maledicencia… Y cómo se vive cuando hay: perdón, descanso, paz, y un amor nuevo que es capaz de ir creciendo dentro de ti como jamás en tu vida hubieras podido imaginar. Pues tú eliges qué prefieres, ¡con la ayuda de Dios! Otros dirán que nada es blanco o negro y que por algo tenemos la cizaña dentro. ¡Pues ya lo dijo antes Jesucristo! Véase la ´Parábola de la cizaña`(Mt 13,24); ´dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega…`Y nos dijo:...