La ignorancia mata

La ignorancia mata

Querido Lector, Cuando uno habla desde el corazón, es capaz de reconocer una realidad común: «Nadie quiere ser ignorante, pero todos lo somos». Y esto, podemos aceptarlo o no; si no lo hacemos, es posible que vayamos toda la vida por ahí intentando aparentar algo que no es verdad y que hasta cierto punto funciona, porque el mundo es impresionable en lo exterior y no se para mucho a pensar en lo interior. Pero si aceptamos esta verdad para todos, es muy posible que comencemos a mirar a los demás —si no lo hacemos ya— con una cierta ternura disculpatoria, a sabiendas de que somos como niños, que muchas veces no sabemos lo que hacemos y otras, hacemos lo que podemos. Nadie quiere ser ignorante, pero en realidad todos lo somos, y no nos queda otra opción que ser profundamente humildes… humildes, y humildes… hasta en lo más pequeño, y desde esa aceptación de nuestra poquedad, comenzar a formarnos y construir con dignidad. Hasta ahí, nos podría dar un poco igual lo que cada uno haga con su vida, pero el problema es que la ignorancia mata. Os pondré un ejemplo: imaginaos una persona que desea comer todos los días sólo el mismo alimento; pues que haga lo que quiera, ¿no? Pero al final enferma porque está desnutrida; tiene carencias, al no recibir nutrientes del resto de los alimentos que necesita para su desarrollo pleno y, como consecuencia de esto, además de vivir con peor calidad de vida, muere antes. Pues bien, esto no sólo sucede con el cuerpo, sino en toda la proyección del ser humano; también espiritual. El desconocimiento...
PON COLOR A TU FAMILIA

PON COLOR A TU FAMILIA

Hola a todos, Espero que la semana os haya regalado múltiples momentos de sonrisas y de descanso. Yo he luchado por poner algo de color a estos días tan grisáceos en los que el sol andaba escondido… Y así es como me predispongo hoy a escribiros unas letras, ¿y si ponemos algo de color a ´nuestras familias`? Estoy saturada de escuchar en medios de comunicación, en coloquios de amigos, en el trabajo…que la familia está en crisis. SÍ, vale, de acuerdo…pero, ¿y si cogemos nuestra brocha y pintamos en ella? ¿Qué se te ocurriría a ti para pintarla de vivos colores? Ahora estamos en un tiempo idóneo para ponernos metas. Os confieso que los retos y desafíos, aunque al principio me dan respeto, en el fondo me atraen… el hombre está hecho de una pasta que necesita superarse… por eso, andamos todos tan abatidos a veces, porque vivimos en una sociedad donde nos lo dan todo hecho y vamos contra natura. Necesitamos subir a la cima de nuestros propósitos y conquistarla. El color más llamativo en una familia lo ponen los niños y los abuelos. Hoy quiero dejar salir esa niña que llevo dentro, y que espero que siga ahí mucho tiempo. ¿Os acordáis cuando éramos niños? siempre prometíamos que al crecer nunca olvidaríamos lo que es sentirte con esa inocencia. Un niño crea, ríe, tiende la mano al amigo, juega… corre al encuentro de los brazos de su padre… llora… vuelve a reír… sueña. Jesús nos sigue diciendo hoy que nos hagamos niños para llegar al Padre… Es el grito dulce de un Padre que desea acogernos en Sus...
Obras de misericordia corporales

Obras de misericordia corporales

  Vamos a ver cada una de las Obras de Misericordia, comenzando por las Corporales. Vamos a buscar primero ejemplos de la Biblia y luego ejemplos prácticos. 1. DAR DE COMER AL HAMBRIENTO     2. DAR DE BEBER AL SEDIENTO Estas dos primeras son complementarias y se refieren a la ayuda que podemos dar en alimento o en dinero a los necesitados. Los bienes que poseemos, ¡si son bien habidos!, también nos vienen de Dios. Y debemos responder a Dios por éstos y por el uso que le hayamos dado. Dios nos exigirá de acuerdo a lo que nos ha dado: Parábola de los Talentos (Mt. 25,14-30). Por cierto, no es por casualidad, que viene contada en el Evangelio de San Mateo, justamente antes de la escena del Juicio Final, donde habla de las Obras de Misericordia. A quien mucho se le da, mucho se le exigirá (Lc. 12, 48). Esta exigencia se refiere tanto a lo espiritual, como a lo material. Podemos dar de lo que nos sobra. Esto está bien. Pero podemos dar de lo que no nos sobra. Por supuesto, el Señor ve lo último con mejores ojos. Recordemos a la pobre viuda muy pobre que dio para el Templo las últimas dos moneditas que le quedaban. No es una parábola, es un hecho real que nos relata el Evangelio. Cuando Jesús vio lo que daban unos y otros hizo notar esto: Todos dan a Dios de lo que les sobra. Ella, en cambio, dio todo lo que tenía para vivir (Lc. 21, 1-4). Esta viuda recuerda otra historia del Antiguo Testamente sobre la viuda...
Eslabones de una misma familia

Eslabones de una misma familia

Hola a todos, Mi nombre es Paloma, y a través de unos cuantos artículos me gustaría compartir con vosotros: opiniones, pensamientos, experiencias…, de modo que podamos convertir esta pequeña aventura en un paseo virtual donde estrechar la mano y sentirnos como ´eslabones de una misma familia`. No sólo los cristianos estamos llamados a sentirnos familia, sino que todos los seres humanos estamos unidos en un solo corazón, en el AMOR de Dios. Hoy día, nuestra sociedad emplea a fondo sus armas para sectorizar a las personas, catalogarlas… creando distancia entre ellas, alejando a un hermano de otro, llevándonos a pensar y a sentir que somos tan diferentes que somos subespecies dentro de una gran especie. Pero yo quiero construir desde este rincón virtual un puente que nos una a todos, y que nos haga sentir a todos una gran familia, la ´familia de Dios`. ¿Qué es lo que se respira hoy día a pie de calle a nivel espiritual? Cuestiones como éstas: ¿Qué nos aporta al hombre la fe cristiana? ¿Por qué poner a Dios en nuestro día a día? ¿Para qué? ¿Realmente hay algo que me une al otro? Hay quienes piensan que cada uno de nosotros surgimos del azar, de una casualidad caprichosa del destino, pero en mi corazón siento que cada uno somos fruto de un acto personal de amor de Dios. Él en su infinito amor por nosotros, nos crea a su imagen y semejanza, deja Su huella en cada corazón, en cada persona. Por eso, todos estamos unidos en esa comunidad de amor divina y formamos una gran familia, en la que todos aportamos...
Las obras de misericordia

Las obras de misericordia

Las obras de Misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales (cfIs 58, 6-7: Hb 13, 3). Jesús curaba sin cesar las enfermedades, perdonaba las culpas, cuidaba a quienes le seguían. Todos los días se le estrechaba una muchedumbre buscando ayuda. El Amor de Jesús ha estado siempre y está junto a cualquier pobreza física y moral. Él Ama a todos pero cuida especialmente de los pobres y los pecadores, tiene más piedad de aquellos a quienes el mundo no hace caso o incluso desprecia. Jesús nos legó este modelo de actitud de Misericordia. Nos enseñó que el hombre no solamente experimenta y recibe la Misericordia de Dios mismo, sino que estamos llamados a practicar la Misericordia con los demás.   1. ¿Cuál es el primero y más importante de los mandamientos?    Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Hoy vamos a ver la relación entre el amor a Dios y el amor al prójimo   2. Cuando ustedes piensan en amar al prójimo, en hacer caridad, en ayudar a los demás, ¿qué ideas le vienen a la cabeza? ¿Cómo amar al prójimo?… Veamos primero qué significa Misericordia …  Miser= miseria. Cordia=corazón. Misericordia significa sentir con el otro sus miserias y necesidades, y como consecuencia de esa compasión (sentir con) ayudarlo, auxiliarlo. En la descripción del Juicio Final que el mismo Jesucristo nos da en el Evangelio de San Mateo: Tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; forastero y me recibieron en su casa; sin ropas...