Viaje al Corazón de Jesús (II Parte)

Viaje al Corazón de Jesús (II Parte)

Querido lector,

Continúo aquí narrando la peregrinación tras: Viaje al Corazón de Jesús (I Parte).

TERCER DÍA: OVIEDO – SANTO SUDARIO

IMG_2371

El mismo día de San Benito, patrón de Europa, llegamos a Oviedo y nos alojamos en el Monasterio de San Pelayo, con las hermanas benedictinas. A las 19:30 h. participamos en la Liturgia de las Horas con el rezo de la oración de vísperas. Todo un regalo.

En la hermosa capilla del Monasterio, bajo el altar mayor, se encuentran los restos del niño mártir San Pelayo. Un detalle que no conocíamos antes de la visita. Las hermanas permiten el acceso al coro con ellas para realizar la oración de la tarde. Todo el ambiente del recinto favorece el recogimiento y la vida interior en pleno centro de la ciudad.

El interés principal de nuestro viaje se centraba en la Cámara Santa situada en la Catedral de Oviedo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1998. En ella se encuentra el Arca Santa con un gran número de reliquias de la cristiandad, entre las que destaca el Santo Sudario.

Cuantísimo se habla de la Sábana Santa y, sin embargo, tenemos el Santo Sudario de Oviedo ¡en España! cuya sangre coincide punto por punto de forma exacta con las manchas de sangre de la cara de la Sábana Santa.

Todo parece indicar que ambos lienzos han envuelto el mismo cadáver y este es el de Jesús de Nazaret“.

En palabras de Mark Guscin, investigador y responsable en el  Centro Español de Sindonología (EDICES) del estudio histórico desarrollado sobre el Sudario de Oviedo. El cuarto Evangelio de Juan, en su capítulo 20, cita un “sudario” presente en la tumba de Jesús de Nazaret y esto tiene valor histórico. Además, dentro de las conclusiones del estudio hematológico del EDICES, sabemos que:

– El Hombre del Sudario tenía barba, bigote, y pelo largo, recogido en la nuca en coleta.

– Su boca estaba cerrada y la nariz aplastada y desviada a la derecha por la presión del lienzo mortuorio.

– Dicho sujeto era cadáver. El mecanismo de formación de las manchas es incompatible con cualquier posible movimiento respiratorio.

Las conclusiones son más amplias, pero no hay espacio en este artículo.

El Arca Santa llega a España desde Jerusalén a finales del S.VIII. A principios del S. IX se procede a su apertura e inventario de los objetos que contenía; podemos leer con la fecha de su realización (1113) y la relación del contenido que atesoraba, que se menciona: “el Santo Sudario de N.S.J.C”.

Aún recuerdo la emoción que sentí al aproximarme a la Catedral de Oviedo, mis ojos recorrían el recinto buscando y mi corazón permanecía abierto al encuentro. Sin embargo, la visita a la Cámara Santa forma parte del recorrido cultural del Museo…  Aún así, caímos de rodillas en silencio nada más entrar en ella, y en cuanto los “turistas” nos dejaron solos, rezamos la Coronilla de la Divina Misericordia, por nosotros y el mundo entero.

Se nos hizo necesario adorar y orar ante ¿la sangre de Cristo?

Es el mes de julio, que ahora termina, el que la Iglesia ha consagrado al culto de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Véase la Carta Encíclica Inde a Primis de S. Juan XXIII. Es la sangre de la Nueva Alianza;«Nos redimiste, Señor, con tu sangre» (Ap 5, 9-10)   La Preciosa Sangre está íntimamente relacionada con la Iglesia y los Sacramentos. Su gran Apóstol S. Gaspar de Búfalo, místico y misionero, dijo:

“La Sangre de Cristo les purifica, se santifican principalmente por medio de los sacramentos”.”Recordad que esta Sangre se ofrece todos los días sobre los altares y tiene que ser adorada”.

Al contemplar la Preciosa Sangre de Cristo, nos vemos obligados a meditar su Pasión, que nos revela su Amor, lo valiosos que somos para Él, la gravedad del pecado, y la Misericordia de Su Sagrado Corazón.

¡Gloria a Ti, Señor Jesús!

Continuará…

2 Comentarios

  1. Por mi gran afición a la historia, a la arqueología, una de mis grandes ilusiones sería poder besar, o al menos contemplar la Sábana Santa y cómo no, ése papelón que cubrió el rostro de Jesús, ya muerto. El cadáver de Jesús estaba tan desfigurado, que muchos “volvían la cabeza para no verlo”. Así lo vio Isaías varios siglos antes.
    Lo que más me impresiona de estos dos objetos tan venerados, incluso por judíos, protestantes, agnósticos, es que en ellos tiene mucha importancia “el tiempo de Dios” Siendo la Sábana Santa el objeto arqueológico más estudiado del mundo, habría que poner mucho en duda el elemento del rigor histórico.
    Quiero decir que todos los pormenores de la Pasión de Cristo descubiertos en la Síndone, ha sido gracias a los avances tecnológicos y la ciencia de diversas disciplinas, como el estudio de los pólenes, la sangre, la tridimensionalidad, etc. Un hombre medieval o del Renacimiento sólo acertaría a ver una imagen tenue, unas manchas, suciedad y poco más, los golpes de flagelo, el discurrir de los regueros de sangre…todo, todo estaba destinado para ser contemplado en la era de la informática, antes no era posible.
    La Sábana Santa es un documento escrito para nosotros, hombres materialistas, descreidos. La Síndone nos muestra no sólo la sangre de Jesús con su grupo sanguíneo, sus glóbulos rojos. Podemos apreciar hasta las vísceras del Hijo de Dios.
    El pañolón o sudario que cubrió su rostro, del que nos habla Juan, que entró en la tumba después de Pedro, es sin duda un complemento de la mortaja del crucificado. Es un objeto muy estudiado que ya no se puede separar de la Sábana de Turín, porque morfologicamente coinciden en que cubrieron el mismo rostro.
    El viaje de Cynthia y sus compañeros al Corazón de Jesús, que sin duda es un viaje místico, tiene en este caso otra dimensión. Jesús es también un ser humano y como tal debemos seguir sus huellas. Revivir la Pasión de Cristo, venerando su propia sangre, contemplando su rostro muerto, es quizás, por nuestra propia naturaleza, más asequible. Lo decía mucho Santa Teresa: “Contemplad la humanidad de Jesucristo”
    La valentía de dedicar parte del verano, de las vacaciones, a vivir nuestra fe en profundidad, se puede considerar como una obligación. Poner nuestro cuerpo y alma de vacaciones, no tener otra ocupación que holgar es verdaderamente peligroso. Nuestro espíritu debe ser alimentado cada día, pero en ocasiones necesitamos alimentos extraordinarios como estos, porque en el verano nos acechan muchos peligros.
    No obstante no podemos quedarnos en la historia, tocando sus vestigios, contemplándola. La mística debe superar a todo eso.
    Jesús está muy cerca. Verdaderamente presente con su cuerpo, SU SANGRE VIVA, su alma y su Divinidad, en todos los Sagrarios del mundo.
    No podemos ser como Tomás, que creía tocar a un ser histórico. El Jesús de la historia se había transformado. Tomás tuvo que exclamar:
    “SEÑOR MÍO Y DIOS MIO”

    Responder
  2. Apreciada Cynthia,que bendición leerte…gracias por compartir tus vivencias en tan preciosa peregrinación…verdaderamente he sentido que no quiero perderme estar allí algun día…qué privilegio tan grande poder rezar allí la coronilla…enhorabuena…le pediré a NUESTRO SEÑOR JESÚS… que me permita ir…ojalá coincidamos…cynthia gracias de nuevo y sigue contandonos cosas tan divinas…un abrazo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>