Solo para Sus ojos

Solo para Sus ojos

Querido lector, El título de este artículo nada tiene que ver con aquella peli multimillonaria de James Bond 007 con Roger Moore y Carole Bouquet, tampoco es un artículo veraniego al uso o, ¿quizás sí? Pues quizás sí que tenga un mucho de acción, belleza y descanso. Me encontraba en la Adoración Eucarística preguntando: «Señor, que se nos va el mes de julio, ¿quieres que escriba algo?» Lo cierto es que estaba en blanco, pero le he dicho: «Lo voy a intentar…» «Solo para Tus Ojos«. (Creo que le ha gustado, por la alegría que he sentido en mi corazón). Hubo un tiempo – tenía yo otro Blog que eliminé – en que empatizaba muy bien con todo el mundo y tenía un don para acertar con lo que sabía que iba a ser aplaudido, en el momento y modo adecuado… ¡Qué lejos queda eso! Eran otros tiempos, no me había encontrado con el Dios VIVO. Nada de eso me importa hoy: solo Él, lo que Él piensa y ama, lo que Él desea… y por Él, lo que es bueno para todos. A tiempo y a destiempo. Estamos en el centro de verano, aunque este año aún no me he ido a ninguna parte, continúo en la ciudad. Y, así como la Palabra de Dios nos trasladaba estos días al Libro del Éxodo, también yo me he sentido peregrina en el desierto y, en medio de él, encontré cada día mi Oasis, mi Tierra Prometida en El Corazón Eucarístico de Jesús en la Capilla de la Adoración Eucarística Perpetua. Dios mío… ¡qué tesoro precioso has dejado para nosotros...