Un mensaje nuevo

Hay un mensaje nuevo de Nuestro Señor Jesucristo para el mundo de hoy, que nos ha llegado a través de las revelaciones hechas a Santa María Faustina Kowalska.

Este mensaje está aprobado por la Iglesia: Santa Faustina fue canonizada por Juan Pablo II el 30 de abril de 2000.

Juan Pablo II manifestó: «La luz del Mensaje de Misericordia confiado a Santa Faustina por Jesucristo, ILUMINARÁ AL HOMBRE del tercer milenio». «Dios, desde el inicio de mi pontificado, me encargó, especialmente, difundir Su Misericordia».

«SED APÓSTOLES DE LA DIVINA MISERICORDIA».

Notas del Diario de Santa Faustina:

300- «La humanidad no conseguirá la paz hasta que se dirija con confianza a Mi misericordia».

1578- «Las gracias de Mi Misericordia se toman con un solo recipiente y éste es la confianza. Cuanto más confíe un alma, tanto más recibirá. Las almas que confían sin límites son Mi gran consuelo, porque en tales almas vierto todos los tesoros de Mis gracias. Me alegro de que pidan mucho, porque Mi deseo es dar mucho, muchísimo.»

848- «Habla al mundo de Mi Misericordia para que toda la humanidad conozca la infinita Misericordia Mía.
Es una señal de los últimos tiempos, después de ella vendrá el día de la justicia. Todavía queda tiempo; que recurran, pues, a la Fuente de Mi Misericordia. Se beneficiarán de la Sangre y del Agua que brotó para ellos».

1541- «Hija Mía, anima a las almas a rezar la coronilla que te he dado… Proclama que ningún alma que ha invocado Mi Misericordia ha quedado decepcionada ni ha sentido confusión. Me complazco particularmente en el alma que confía en Mi bondad».

1588- “[…] Mi mano se resiste a tomar la espada de la justicia. Antes del día de la justicia envío el día de la Misericordia […]»

429- «[…] Prepararás al mundo para mi última venida […]»