El Papa Francisco y Medjugorje

El Papa Francisco y Medjugorje

Preámbulo

           A primeras horas del domingo 1 de febrero del presente año, una mujer de edad incierta entró en un establecimiento comercial situado en la apacible área residencial del norte de Dublín. Se dirigió a la vendedora de periódicos con sonrisa desarmante y pidió:

         —Quiero todos los ejemplares del Irish Mail on Sunday.

         La vendedora, reprimiendo su curiosidad, la atendió con profesional indiferencia. Allí estaba para vender, no para hacer preguntas. No obstante, el hecho quedaría grabado en las cámaras de videovigilancia.

         La escena fue repitiéndose en todos los puestos de venta de periódicos de la zona. El objetivo de la mujer, corroborado por las cámaras de seguridad, era comprar todos los ejemplares del semanario Irish Mail on Sunday que hubiese a la venta en Malahide, Portmarnock y alrededores.

Denmelos_todos

mary-pilfering-papers2

         Era Mary Carberry, de soltera Mary McGovern, residente en Malahide. Quería evitar que sus conciudadanos leyesen un reportaje de investigación de Michael O’Farrell. Este hábil periodista había logrado identificarla con «Maria Divine Mercy» («María Divina Misericordia»), que desde noviembre de 2010 publicaba mensajes supuestamente recibidos de Dios Padre, de Jesús y de la Virgen María en la página web TheWarningSecondComing.com, vertidos en 28 idiomas o dialectos con éxito sin precedentes. Ella se defendió ante los periodistas aduciendo que simplemente hacía un trabajo para «alguien». Implícitamente, este «alguien» la habría elegido por su brillante carrera de empresaria de RRPP, no por su preparación teológica. Ya en agosto de 2012 el teólogo Ronald L. Conte Jr había dicho: «Antes de su recepción de la revelación privada, esta autoproclamada vidente era una católica no practicante que no recibía sacramentos desde hacía años, incluyendo la confesión. Era una mujer de negocios, de tendencia agnóstica, y hacía varios años que no rezaba. Es irlandesa, casada y con hijos.».

      «Sus» enseñanzas (o las del equipo de redacción que opera tras las bambalinas) incluyen numerosos errores doctrinales y herejías tales como el milenarismo (v. numeral 676 del CIC), la negación de la infalibilidad de la Iglesia y de las enseñanzas del Concilio Vaticano I sobre Fe y Razón, la Sola Scriptura (rechazando la Tradición y el Magisterio), etc. Sus mensajes hacían referencia al papa sucesor de Benedicto XVI, el Papa Francisco, en términos tales como: «impostor», «la Bestia», «el nuevo Falso Papa», «el Falso Profeta» y «un dictador de mentiras» que «está aliado con el Anti-Cristo». Son muchos los teólogos y obispos que han condenado estos mensajes rotundamente.

divider-37709_1280

La Sabiduría del Espíritu

         El número de «videntes» similares crece a diario y su popularidad aumenta. ¿Qué mueve a sus seguidores a devorar ávidamente sus «revelaciones» con desprecio de la jerarquía y el magisterio de la Iglesia? ¿Les motiva, quizá, el morbo de lo prohibido, la aventura de lo desconocido, o el deseo de conocer un futuro que cada día se presenta más incierto?

         El Papa Francisco salió al paso de esta creciente tendencia. Sin ira ni reproche pese a ser objeto directo de los ataques de buena parte de estos ‘iluminados’, abordó el tema en una breve homilía informal pronunciada la mañana del jueves 14 de noviembre  en la Capilla de la Casa de Santa Marta (Vaticano). Los mensajes diarios de «María Divina Misericordia», así como otros similares, estaban en pleno apogeo. Comentando el Libro de la Sabiduría, EL Papa Francisco explicó que el verdadero cristiano vive en la sabiduría del Espíritu Santo, la cual lo guía con «espíritu inteligente, santo, único, múltiple, sutil». Prosiguió:

        «Este espíritu nos ayuda a juzgar y a tomar decisiones según el corazón de Dios. Y siempre nos da paz. Es un espíritu de paz, de amor, de fraternidad. Y la santidad consiste precisamente en esto. Es lo que Dios pide a Abraham cuando le dice: «Camina en mi presencia y sé irreprensible». Le pide que obre bajo la inspiración del Espíritu Santo y de esta sabiduría. […]

      »Pero en el Evangelio nos encontramos ante otro espíritu, contrario a esta sabiduría de Dios: el espíritu de curiosidad. […] Nos penetra cuando queremos adueñarnos de los proyectos de Dios, del futuro y de las cosas; cuando queremos saberlo todo, cogerlo en la mano… Los fariseos preguntaron a Jesús: ‘¿Cuándo vendrá el Reino de Dios?’ ¡Curiosos! Querían conocer la fecha, el día… El espíritu de curiosidad nos aleja del Espíritu de la Sabiduría, porque sólo se interesa por los detalles, las pequeñas noticias de cada día. […] Es el espíritu de la dispersión, del alejamiento de Dios, el espíritu del hablar demasiado. […] Es mundano, nos lleva a la confusión.

      »La curiosidad nos empuja a querer escuchar que el Señor está aquí o allí, o nos hace decir: «pero yo conozco a un vidente, o a una vidente, que recibe cartas de la Virgen, mensajes de la Virgen». […] Mira, ¡la Virgen es Madre! Y nos ama a todos. Pero no trabaja en una oficina de correos para enviar mensajes diarios. […] Estas novedades alejan del Evangelio, alejan del Espíritu Santo. […] El Reino de Dios no viene en la confusión. Dios no habló al profeta Elías en el viento ni en la tormenta, sino «en la brisa suave, la brisa de la sabiduría».

      »Santa Teresita del Niño Jesús decía que debía mantener a raya el espíritu de la curiosidad. Cuando otra monja comenzaba alguna historia referente a su familia, o a la gente, y la dejaba sin concluir para pasar a otra anécdota, anhelaba conocer el desenlace de la primera historia. Pero sentía que esto no procedía del Espíritu de Dios, sino de un espíritu de dispersión, de curiosidad.

»El Reino de Dios está en medio de nosotros: no busquéis cosas extrañas, no busquéis novedades con esta curiosidad mundana. Dejemos que el Espíritu nos lleve hacia delante, con esa sabiduría que es una brisa suave. Este es el Espíritu del Reino de Dios, del que nos habla Jesús. Así sea.»

* * *

        Su lapidaria afirmación de que «la Virgen no trabaja en una oficina de correos para enviar mensajes diarios» fue interpretada por algunas personas como prueba de su rechazo de las apariciones marianas en general y de las de Medjugorje en particular. Andrea Tornielli, experto vaticanista y corresponsal de La Stampa, comentó al respecto: «El Papa no tenía intención de criticar a aquellos que creen en los mensajes de Medjugorje, ya que todavía no existe un juicio oficial de la Iglesia, aunque es innegable que las apariciones producen cada año grandes frutos espirituales positivos. La polémica de Bergoglio iba dirigida más bien a quienes, en lugar de confiar en Dios, se engañan a sí mismos con la ilusión de mirar el futuro utilizando los mensajes de la Virgen».

         En ocasiones distanciadas, el pontífice argentino dio la bienvenida a tres apóstoles de la Virgen de Medjugorje cuando era Arzobispo de Buenos Aires: los sacerdotes Jozo Zovko y Danko Perutina, así como el vidente Iván Dragidevic. Asimismo, varias personas atestiguan la actitud favorable del Santo Padre hacia las apariciones de Medjugorje. Y en la página 43 del libro Medjugorje y la Iglesia, de Denis Nolan, figura en  la lista de cardenales pro Medjugorje.

divider-37709_1280

Actitud hacia Medjugorje

       El padre Jozo Zovko, que fue párroco de Medjugorje, comenta al periódico croata Slobodna Dalmacija (Dalmacia Libre) que pasó mucho tiempo con el entonces Arzobispo Bergoglio durante su visita a Argentina a finales de 1990.

«Pasábamos mucho tiempo juntos y charlábamos de todo en Buenos Aires. Y mostraba mucho interés. Rezábamos juntos y, finalmente, me pidió la bendición. Es realmente bondadoso, una buena elección para la Iglesia, que está mejorando, y no hay persona mejor que Francisco para reconstruirla. […] Es un fruto de gracia de estos tiempos.

»Pidió oración, y su primer gesto (como Papa) fue acudir a Nuestra Señora con un ramo de flores.»

fr-fra-father-jozo-zovko-medjugorje-buenos-aires-cardinal-archbishop-jorge-mario-bergoglio-1990s-late-blessing-300x190  pope-francis-at-santa-maria-maggiore-e1363527181781-150x150

divider-37709_1280

      Monseñor Emilio Ogñénovich, obispo emérito de Mercedes-Luján (Argentina) visitó Medjugorje del 25 al 31 de mayo de 2006. Este prelado de ascendencia montenegrina, acusado de «conservador» precisamente por querer conservar los valores de su Fe, declaró en dicha ocasión:

         «Estoy seguro de que la Virgen está aquí presente. […]. Desafortunadamente, todavía hay una gran cantidad de ignorancia dentro de la Iglesia acerca de la gran realidad sobrenatural que está sucediendo en Medjugorje, en el corazón del mundo moderno. Lo que me llena de esperanza son las palabras que Juan Pablo II nos dirigió a sacerdotes y obispos, animándonos a acompañar a los peregrinos a Medjugorje, pues aquí rezan, se convierten, ayunan y cambian de vida. La Iglesia necesita algo más de tiempo para adoptar su postura respecto a Medjugorje, al igual que en su sabiduría se tomó el tiempo necesario para definir su postura respecto a Fátima y Lourdes.

        »En cuanto a Medjugorje, voy a compartir mi propia convicción personal con mis hermanos obispos de la Conferencia Episcopal Argentina, y también con nuestro cardenal, Mons. Bergoglio, que se puso muy contento cuando le dije que me iba a Medjugorje. Si me preguntan por mi opinión sobre Medjugorje, les diré que se puede comparar con una mujer que, estando en el sexto mes de embarazo, espera impaciente el momento de ver nacer a su hijo; pero nadie puede acelerar el proceso, pues el nacimiento ocurrirá a su debido tiempo».»

Glasnik Mira_p.29_lupa

divider-37709_1280

      El padre Danko Perutina, vicario de Medjugorje, organizó en Buenos Aires unas «Jornadas de oración y reflexión» en febrero de 2012, con el beneplácito del Cardenal Bergoglio. El lema de estas jornadas, impregnadas de la espiritualidad de Medjugorje, era «Virgen María, Reina de la Paz, Esperanza de una humanidad nueva».

divider-37709_1280

      El Cardenal Bergoglio aprobó los preparativos para sendas apariciones públicas de Nuestra Señora de Medjugorje a Iván Dragicevic, las cuales tuvieron lugar en el micro-estadio Malvinas Argentinas y en el Luna Park de Buenos Aires los días 4 y 6 de marzo de 2013, respectivamente. Los dos recintos estuvieron repletos de fieles. En ambas ocasiones el vidente Iván Dragicevic permaneció arrodillado durante diez minutos en extática actitud receptiva y de dialogante respeto. Según su testimonio, se le había aparecido la Virgen María bajo la advocación de Reina de la Paz, orlada con «la luz del Paraíso» y «oró por los cardenales» que, reunidos en Roma, iniciarían el cónclave para elegir nuevo papa el siguiente 12 de marzo. Durante su disertación, Iván dijo que el mundo se preocupa por la «recesión económica» cuando lo más grave es la «recesión espiritual». Según él, la Virgen llama a los creyentes a «ser activos trabajadores en la oración» para la renovación de las familias.

«Vivís en un tiempo en que Dios os da grandes gracias y no sabéis aprovecharlas. Os preocupáis por todo excepto por vuestra alma y vuestra vida espiritual. Despertad ya de este mundo cansado, del cansado sueño de vuestra alma, y decid a Dios con toda vuestra fuerza: «¡sí!»», fue parte del mensaje de la Virgen, según Iván.

Cartel_Ivan

Ivan-dragicevic-marzo-4-2013

         En el estadio del Luna Park unos treinta sacerdotes concelebraron la misa que multitud de fieles llegados de distintas provincias siguió con devoción tras el rezo conjunto del rosario ante una alta imagen de la Reina de la Paz.

       Algunos agraciados reciben en tales encuentros dardos de Fe, gracias inexplicables e intransferibles y algún que otro pequeño regalo tangible apto para ser compartido con los íntimos. Así le ocurrió a Matilde Fierro, autora de la novela Héroes del tiempo, quien obtuvo una curiosa fotografía durante la aparición acaecida en el Luna Park. Sin ánimo de notoriedad ni de lucro, la incluyó en la sección «Historias de Medjugorje» de su blog Primicias rurales. Le agradecemos que la haya compartido. No se aprecian en ella las señales delatoras características de una manipulación con Photoshop, ni la pretenciosa vistosidad de las imágenes diseñadas con este tipo de aplicaciones informáticas. Es simplemente una silueta luminosa, escueta, con la asimetría realista de una figura tridimensional en actitud solícita:

Luna Park

divider-37709_1280

      Alicia Italiani, de Erie (Pennsilvania), escribió hace un año una carta al Papa en la que manifestaba su devoción a la Virgen de Medjugorje. Aunque no tenía ningún reparo en seguir las recomendaciones dadas por la Gospa, pues entendía que la oración, el ayuno y la devoción a la Santísima Virgen son siempre agradables a Dios, sentía escrúpulos a la hora de seguir sus mensajes, dado que estas apariciones aún no están reconocidas por la Iglesia. El 6 de mayo recibió la respuesta del Papa Francisco, que le llegó a través del Nuncio Apostólico de los Estados Unidos: en el sobre había una medalla de Medjugorje, otra de San Miguel Arcángel y dos estampas, una del propio pontífice y otra de San Francisco. La nota decía que las medallas habían sido bendecidas por el Papa Francisco.

carta-de-francisco-a-alicia-italiani-sobre-medjugorje

divider-37709_1280

      El periodista italiano Paolo Brosio, tras una exitosa carrera profesional, vaivenes amorosos y vacío existencial agriado por las drogas y el alcohol, peregrinó a Medjugorje. Allí se convirtió en un hombre nuevo, pletórico de vida y proyectos. Actualmente es el máximo difusor en Italia de las apariciones de Medjugorje, que constituyen el núcleo de todo su trabajo. Ha escrito seis libros sobre este tema. Todos ellos han recibido una calurosa acogida.

         Explicó al Papa su proyecto «Ladrillo del Corazón», consistente en la construcción del primer hospital de urgencias de Medjugorje. Le mostró un ladrillo simbólico del proyecto, ornado con un bajorrelieve parcialmente inspirado en la curiosa premonición de Vlado Falak. Este campesino y artista autodidacta era oriundo de la aldea de Šurmanci, perteneciente a la parroquia de Medjugorje. En 1974, siete años antes de que comenzaran las apariciones de Medjugorje, pintó un cuadro en el que aparece la Virgen en el firmamento de Medjugorje en actitud protectora. El cuadro se exhibe en el coro de la iglesia parroquial.

Brosio libri

         El jueves 9 de abril del año presente, el Papa Francisco lo invitó a una audiencia privada en el Vaticano. El periodista acudió acompañado de su madre. Finalizado el encuentro, que apenas duró 45 minutos, el pontífice argentino llegó a una conclusión: la conversión experimentada por Paolo Brosio en Medjugorje es «sin duda obra de la Virgen».

Papa bendice ladrillo

Dame_de_Medjugorje

1 Comentario

  1. Mi enhorabuena, Juan, por este magnífico trabajo.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.