Viaje al Corazón de Jesús (I Parte)

Viaje al Corazón de Jesús (I Parte)

Querido lector,

Con motivo del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús – que se celebrará desde el día 2 de diciembre de este año hasta el 24 de noviembre de 2019 – decidimos adelantar la celebración y nos planificamos una ruta, que hemos titulado: «Viaje al Corazón de Jesús«.

Me han acompañado: mi hermano y otro «hermano en la fe», con los que he compartido este regalo de peregrinación. ¡Gracias chicos! Ahora os la dejo por aquí por si a alguien más pudiera interesar.

PRIMER DÍA: GETAFE – VISITA AL CERRO DE LOS ÁNGELES

Allí, el 30 de mayo de 1919 se expuso solemnemente el Santísimo Sacramento y el rey Alfonso XIII en pie – arrodillados todo el gran número de los presentes junto al monumento al Sagrado Corazón de Jesús expresó públicamente la Consagración: «España, pueblo de tu herencia y de tus predilecciones, se postra hoy reverente ante ese trono de tus bondades que para Ti se alza en el centro de la Península… Reinad en los corazones de los hombres, en el seno de los hogares, en la inteligencia de los sabios, en las aulas de las ciencias y de las letras y en nuestras leyes e instituciones patrias

foto consagración

Más información en su web: El Cerro de los Ángeles, cuidado que la misa de las 19:30 horas se suspende en verano, y la web no estaba actualizada. Sin embargo, la Providencia nos permitió una Hora Santa con las Hnas. Carmelitas de 18 a 19 horas, y a última hora de la noche, descubrir «por casualidad» la Capilla de la Adoración Eucarística Perpetua paseando por Getafe, donde hicimos noche. ¡Qué regalo del Corazón de Jesús!

El momento cumbre del próximo Año Jubilar coincidirá con la renovación de la Consagración. El lema: «Sus heridas nos han curado«. (1 Pe 2,24) En palabras del Sr. Obispo Auxiliar de Getafe, D. José Rico Pavés: «(…) Centrados en el Corazón traspasado del Redentor, que nos llama en el momento presente a impulsar una nueva etapa evangelizadora saliendo al encuentro de las heridas de nuestros contemporáneos.

Las heridas de la humanidad solo encuentran curación en las heridas del Redentor. (…)  Se descubre así la importancia capital de cultivar el sentido de la adoración eucarística, como forma concreta de vivir a diario la consagración. (…) Sabe también el adorador que no hay verdadera misión evangelizadora que no tenga en el Santísimo Sacramento su punto de partida y de llegada. La Eucaristía es, en efecto, fuente y culmen de la vida cristiana, también en la evangelización.»

SEGUNDO DÍA: VALLADOLID – BASÍLICA NACIONAL DE LA GRAN PROMESA

Todo había comenzado dos siglos antes, en Valladolid; el joven jesuita y místico de 21 años Bernardo Francisco de Hoyos, mientras cursaba sus estudios de Teología, recibe el día 14 de mayo – Fiesta de la Ascensión del Señor – durante la comunión, la GRAN PROMESA del Corazón de Jesús: «Reinaré en España y con más veneración que en otras partes«. (Ya sabemos que los tiempos de Dios no son los nuestros…)

GVMB0446

Merece la pena conocer su web: Basílica de la gran promesa y visitar este lugar tan        especial. De 21 a 22 horas participamos en la Hora Santa y a las 12:00 horas en la          mañana, coincidiendo con la solemnidad de San Benito, asistimos a la Santa Misa.         Está unida a un Centro de espiritualidad donde organizan retiros.

Bernardo nos dice en sus revelaciones que el designio de mostrarnos Cristo su             Corazón lo concibió en el instante que determinó quedarse en la Eucaristía.

En palabras del profeta Ezequiel: «penetra su Agua saneando todo y la vida                       prospera a donde llega el torrente.» (Ez 47,9)

«Es necesario que Cristo reine». (1 Co 15,25)

 

Continuará…

2 Comentarios

  1. Estoy seguro que Cynthia ha querido expresar con este título tan subjetivo, un doble sentido. Cualquier persona no creyente podría pensar en un viaje turístico a cualquier parte, pero es que ella no habla nada de los pormenores del viaje, lo centra todo en Jesús.
    Un «viaje al Corazón de Jesús» podría tener muchas acepciones, sin embargo alcanzar el Corazón de Jesús, llegar a tocar sus fibras más sensibles, su amor, su misericordia…..es bien distinto. De tal forma que podríamos llegar al Corazón de Jesús, sin «viajar», incluso sin buscar a Jesús, porque muchas veces es Él quien abre su Corazón haciéndose el encontradizo.
    Muchos personajes de los Evangelios lo lograron. Algunos no hicieron nada, como Zaqueo, que se limitó a verlo pasar por las calles de Jericó, o como la viuda de Naím, que sólo seguía el cortejo de su hijo muerto. Ella iba por su propio camino.
    Casos bien distintos son el del buen ladrón, que imploró a su Corazón desde el mismo patíbulo, o el del centurión, que no se creía digno de Él.
    Nosotros intentamos a veces, llegar al Corazón de Jesús, pero Jesús nos lleva siempre ventaja. Unas veces nos acompaña en un trecho del camino, otras nos espera ya con la mesa puesta.
    Me parece que toda esa iniciativa de querer alcanzar su Corazón, procede de Dios. Es un viaje propiciado por Dios, pero puede ser largo y penoso. Muchas veces perdemos la senda entre tanta maleza, otras nos sentimos cansados, imposible continuar.
    Lo importante es abandonarse en la mente de Dios, que todo lo planeó desde antes que naciéramos. Si el curso del viaje salió del Corazón de Cristo, como una llamada, a nosotros sólo nos queda la docilidad, la fidelidad.
    Un viaje al Corazón de Jesús al que todos estamos invitados, es en esencia un viaje místico. Unos lo realizarán físicamente, otros no se moverán de su convento, su oratorio o de las luchas y afanes del mundo. Lo importante es llegar a su Corazón, entrar en él, si fuera posible y quedarnos para siempre en el Corazón de Jesús

    Responder
    • Estimado José Antonio:
      En efecto, el viaje al Corazón de Jesús está siendo apasionante…
      mucho más allá de lo «pensable», porque solo un corazón es capaz de hablar a otro corazón.
      ¡Gloria a Nuestro Señor!

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.