Camino de la Cruz .

Camino de la Cruz .

Querido lector:

Esta mañana se realizó la apertura solemne del Año Santo 2017 que tendrá lugar en Caravaca de la Cruz.
¡Qué inmensa alegría para nosotros! Que veremos llegar a nuestros amigos desde distintas provincias de España, y desde el extranjero, para ganar el Jubileo en una de las ciudades de nuestra Región de Murcia.
El día 9 de enero de 1998, por mandato del Sumo Pontífice Juan Pablo II, se concedió a la ciudad de Caravaca de la Cruz lo que se conoce como Jubileo in Perpetuum, la autorización para celebrar con regularidad este camino de renovación, que en Caravaca de la Cruz se vive cada 7 años.

La Santísima y Vera Cruz de Caravaca se venera desde en torno al año 1231, y se trata de un «Lignum Crucis», es decir, de un trozo de madera que perteneció al leño donde fue crucificado Cristo, conservado en un relicario en forma de cruz de doble travesaño. Sabemos que ha sido reconocida por la Iglesia Católica como «Vera Cruz» (Verdadera Cruz) y en 1794 se le concedió el Culto de Latría, la forma más elevada de Adoración, que el cristiano solo dirige a Dios. «Adorarás al Señor tu Dios y a Él solo servirás»(Lc 4,8)

Tres de las cinco Ciudades Santas Patrimonio de la Humanidad se encuentran en España:
Caravaca de la Cruz, Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana. Las otras dos son Jerusalén y Roma.

Para ganar la Indulgencia Plenaria podemos peregrinar al Santuario de la Santísima y Vera Cruz durante todo el año. Siempre es mejor con la familia o en grupos de amigos, porque el Amor que recibimos de Dios, ¡se comparte con el prójimo! Y las experiencias personales de «encuentro» son de una riqueza inconmensurable cuando nos unen y se ponen en común a mayor Gloria de Dios y beneficio de todos.

Se trata de un camino espiritual donde el cristiano no huye de la Cruz, sino que ahonda en su significado.
«Nadie tiene un amor más grande que el que da la vida por sus amigos.» (Jn 15,13) «Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.» (Jn 15,14) «Esto os mando: que os améis unos a otros como yo os he amado» (Jn 15,12) Así, para conseguir la indulgencia plenaria necesitáis conciencia, ilusión, ganas, esperanza… y con sentimientos de contrición perfecta cumplir las condiciones usuales (confesión sacramental, comunión eucarística, y orar por las intenciones del Sumo Pontífice) al fin de vuestra peregrinación.

Será el fin de una peregrinación que dará inicio a otra: el camino de conversión que Cristo nos pide en nuestra vida y que nunca terminamos de cumplir del todo. Pero qué hermoso será poder decir: «Señor, ¡ya estoy en camino!» «No en el camino de las cosas, ni en el camino del ´mí mismo`, sino en el tuyo, Señor, en el de la Cruz gloriosa.» ¡Qué misterio el de la cruz! Se le llama la ciencia de los Santos. ¿Acaso puede existir amor sin cruz? El amor al crucificado nos anima a seguir su camino: «locura para el mundo… pero para nosotros es fuerza y sabiduría de Dios.» Decía San Pablo a los Corintios.

Escribía Edith Stein:«la Cruz es el símbolo de todo lo difícil y pesado, y que resulta tan opuesto a la naturaleza, que, cuando uno toma esta carga sobre sí, tiene la sensación de caminar hacia la muerte. Y ésta es la carga que ha de llevar diariamente el discípulo de Cristo. (…) El mismo Salvador dice « …el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí» o «el que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame» «Quien quisiere salvar su vida la perderá; pero quien perdiere su vida por amor a mí, la salvará» La Cruz no es un fin en sí misma. Ella se eleva y empuja hacia lo alto.»

Elige tu camino.

Para la coordinación de las peregrinaciones: Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz.
www.lacruzdecaravaca.com
Telf.968 70 75 28
cofradia@lacruzdecaravaca.es

Basílica Santuario de la Santísima y Vera Cruz
MISA DEL PEREGRINO a las 12:00 horas (Todos los días del año)
Telef.968 70 77 73

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.