I CONGRESO NACIONAL DIVINA MISERICORDIA

I CONGRESO NACIONAL DIVINA MISERICORDIA

Querido lector:

Este fin de semana hemos estado en Madrid, en el I Congreso Nacional de la Divina Misericordia, y allí nos hemos reunido más de 400 personas de toda España bajo el lema: ´Confiamos en tu misericordia`. Personas que vivimos la Espiritualidad revelada por Nuestro Señor Jesucristo a la Apóstol de su Misericordia: Santa María Faustina Kowalska, reunidas en lo que consideramos un hecho histórico en nuestro país.

´Id, pues, y aprended qué significa: <<Misericordia quiero y no sacrificio>>; pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.` (Mt 9, 13)

¡Nuestro Señor ya no nos puede hablar más claro!

Nos reúne en el Año Santo Extraordinario de la Misericordia, justo después de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia, que ha tenido como centro el Santuario Mundial de la Misericordia. Y ahora, con la aprobación y guía de nuestras autoridades eclesiásticas, una nueva semilla de su Amor Misericordioso. ¡Bendito sea!

Amor, amor, y más amor.

Vivir la Misericordia, es conocer el corazón de Cristo. Porque el Amor no es eso que nos venden: que se compra, que se usa, que se acaba. No es interesado, ni se impone. El Amor renuncia al orgullo, no juzga y siempre perdona. Solo dejando que Dios sane nuestro corazón, comenzamos a ver con los ojos del alma.
¡Qué belleza, Dios mío! Y qué locura la de Tu Amor.

img_5384

………………………
Las ponencias del Congreso fueron grabadas por Radio María y se emitirán en diferido. Se puede solicitar el CD-mp3 en 15 días llamando al 902.500.518 o a través de su web: http://www.radiomaria.es. El DVD del Congreso se puede pedir a Luis Sanz Peñalver, compañero del Apostolado de la Divina Misericordia en Murcia.
Tlf: 610.527.634 Email: luislosape@hotmail.com
………………………

Santa Faustina nos mostró cómo hemos de responder al Amor de un Dios… que lo pide todo, ¡porque lo da todo!
En el Centro: La Eucaristía. Me gustó mucho escuchar esto de D. Antonio Cañizares, el Sr.Cardenal Arzobispo de Valencia, cuando destacó que no podemos tener un plan pastoral donde la Eucaristía esté en quinto lugar. Hoy sabemos muy bien, que la Eucaristía es la presencia REAL de Jesús. Como luego diría D. Manuel González López-Corps en su magnífica ponencia sobre El Sacramento de la Misericordia: La Confesión, ´no creáis que todos saben lo que nosotros sabemos.` Tenemos una responsabilidad.

Por lo tanto, como bien indicó la Hna. María Teresa de la Fuente – que se desplazó junto a la Hna. Izabela Welik desde la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia, en Cracovia – en una preciosa y emotiva ponencia sobre Santa Faustina, su vida y legado, y la labor de la Congregación: la Eucaristía era el centro para Santa Faustina. El mismo Jesús le reveló el inmenso dolor que sentía ante la indiferencia de las almas a su presencia en el Santísimo Sacramento:

´Deseo unirme a las almas humanas. Mi gran deleite es unirme con las almas. Has de saber, hija Mía, que cuando llego a un corazón humano en la Santa Comunión, tengo las manos llenas de toda clase de gracias y deseo dárselas al alma, pero las almas ni siquiera Me prestan atención, Me dejan solo y se ocupan de otras cosas. Oh, qué triste es para Mí que las almas no reconozcan al Amor. Me tratan como una cosa muerta.` (Diario 1385)

Contamos con testimonios de la Misericordia de Dios: como el padre D. José Manuel Horcajo, sacerdote ´casado con los pobres`de su barrio de Vallecas, testigo de la extensión de ´la ternura de Jesús en el Sagrario`.
Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) vínculo de amor con nuestros hermanos, los cristianos que sufren necesidad o persecución; hoy el 75% de las personas perseguidas por su religión son cristianas.
Y el gran periodista D. José María Zavala que nos contó su ´conversión tumbativa` gracias a una investigación que hacía sobre Padre Pío, y su encuentro con Pierino Galeone, hijo espiritual del mismo, que le leyó el alma en confesión diciéndole – por la gracia del Amor de Dios – sus pecados desde los seis años. Hoy es uno de los escritores más vendidos de España, gracias a sus libros: ´Un juego de Amor`, ´Así se vence el demonio`,
´Padre Pío`o el más reciente: ´Madre Esperanza.`

img_5374

¡Y todo ello en el día de San Juan Pablo II!. ¿Se puede pedir más?

Culminó en una bellísima Vigilia de oración y adoración Eucarística nocturna en la Catedral de La Almudena, presidida por D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid que será nombrado Cardenal por el Papa Francisco en el próximo Consistorio. Allí pudimos venerar dos reliquias de Santa Faustina.

El domingo por la mañana, D. Sebastiá Taltavull Anglada, Obispo auxiliar de Barcelona, nos habló de las Obras de Misericordia:
´Al servicio de uno mismo o ponerlo todo e incluso uno mismo al servicio de los demás. Egoísmo o altruismo. Hay que deshacer la disyuntiva. Jesús siempre se presentó como un ser para los demás, no hay alternativa, a no ser que se viva de hipocresía de ser una cosa y aparentar otra. (Jn 5,44. Fl2,21 EG93,95)
La evaluación final tendrá este tono: se nos examinará en el amor. (..) Así es también la fe: si no tiene obras, está muerta por dentro. (St 2, 14-17)`

Después de la ponencia de la Hna. de Dios de la Misericordia, centrada en: la unión con Dios, la relación profunda con Él, y para ello cómo curar el corazón humano, herido por la desconfianza, asistimos a la celebración de la Eucaristía presidida por D. Ricardo Blázquez, Cardenal Arzobispo de Valladolid y presidente de la Comisión Episcopal Española. Quiero destacar su bellísima homilía sobre la Misericordia.

En cualquier caso, espero que podáis escuchar todas las ponencias.
Tras la comida, salimos en autobús hacia los distintos lugares de origen con el deseo de dar gratis, lo que gratis hemos recibido: Misericordia.

Mi agradecimiento a D. Ginés García Beltrán, Obispo de Guadix y responsable Nacional del Apostolado de la Divina Misericordia, Presidente de este I Congreso. Y a D.Francisco Sevilla por la coordinación del mismo, y a todas las personas que se han ido desplazando periódicamente para sacar este Congreso adelante con su trabajo.

Pero – en especial – quiero dar las gracias a D. Juan García Inza por su gran labor al levantar el Santuario de la Divina Misericordia de Murcia, por todo lo que me ha enseñado durante los dos años que he podido estar con él, pero sobre todo, por ser un sacerdote según el Corazón de Cristo.
También a nuestra querida Carmen Herrera, responsable nacional de los Cenáculos Contemplativos de la Divina Misericordia y a todos los hermanos y amigos que compartimos el Apostolado de la Divina Misericordia.

Que Dios nos ayude a ser ´Misericordes sicut PaterMisericordiosos como el Padre.`
Como nos indicaron, quedamos a disposición de nuestros Obispos correspondientes.

Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.¡Aleluya!

(Salmo 117)

2 Comentarios

  1. Un resumen muy completo (a partir de mañana escucharemos las conferencias en Radio María) y que presenta al Dios de la Misericordia en toda su amplitud, mostrando las distintas maneras que tenemos para encontrarle y acogernos a ella, con un corazón humilde, contrito y agradecido.

    Uno de los grandes males actuales del ser humano es que se ha alejado de la Misericordia de Dios, bien por creer que no la necesita (y esto conduce a la soberbia, que es el pecado original) o bien por creer que ya no es digno de ella (y esto conduce a la desesperación). Si conocieran la Misericordia de Dios…¡cuántos corazones endurecidos se abrirían de par en par!, ¡cuántos corazones a la deriva encontrarían la esperanza en sus vidas!

    Demos gracias por la infinita Misericordia de Dios, porque Su amor permanezca siempre fiel. Y que esa Misericordia que Dios nos concede transforme nuestro corazón y seamos «misericordia» con nuestro prójimo.

    Seguid compartiendo estas joyas espirituales que tanto bien hacen

    Responder
  2. Preciosas crónicas hechas desde el corazón. Sigo tu blog y me gusta leer tus reflexiones aunque no siempre comento.
    Gracias por compartir vivencias con tanta terrnura. Rezo un Ave María después de la lectura. Estoy seguro que es ella quién habla a través de ti.
    Que Dios te bendiga

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.