Jornada Mundial de la Juventud – Polonia III Parte

Jornada Mundial de la Juventud – Polonia III Parte

Querido lector:

Aunque estemos en el mes de octubre, pasada ya la intensidad informativa y vivencial de la Jornada Mundial de la Juventud a la que asistimos este verano en Cracovia, Polonia, parece conveniente mantener en el tiempo y memoria la importancia de este mensaje, más allá de los instantes en que se produjo.

Bien es frecuente que estamos saturados de noticias y contemplamos en las redes sociales mareas de personas hablando de lo que ´a otros` les interesa. Perfecto… ¡Y hay más cosas en el mundo!

Aprovecho para hacer este paréntesis, en el mes en que el Santo Padre nos pedía oración: ´para que los periodistas, en el ejercicio de su profesión, estén siempre motivados por el respeto a la verdad y un fuerte sentido ético.`

En nuestra sociedad conviven: solidaridad versus egoísmo.
Y es necesario detectar cuándo se maneja la información, unida al sentimentalismo, para fomentar el egoísmo. Además, si hay un dirigismo cultural, lo primero que se hace es que se manipula la historia. La memoria es esencial.- Este es uno de los mensajes que el Santo Padre nos dio en Cracovia- donde además nos pidió ´coraje`.
Es muy fácil manipular la información haciendo las lecturas que nos interesan. Quien manipula los mecanismos de persuasión se adentra en nuestras distracciones y entretenimientos. Y hoy estamos viviendo un momento histórico único, con gran inestabilidad en los valores; donde el pecado se ensalza en lugar de la virtud.
Sin miedo, pero vivamos con un juicio bien formado, conociendo y comprendiendo los movimientos y la evolución. Forjemos el criterio.

Y volviendo a la alegría de la JMJ (@jmj_es) voy a compartir unas palabras del Sr.Hernando (@borjahernando14):
´La Jornada Mundial de la Juventud ha sido la oportunidad de mostrar al mundo que estamos dispuestos a vivir con Jesús.`

El Papa Francisco dijo en la vigilia de oración:
«Nada justifica la sangre de un hermano. Nada es más valioso que la persona que tenemos al lado.
Nuestra respuesta al mundo en guerra, se llama: fraternidad, comunión, familia.
Nuestro mejor discurso sea unirnos en #oración

Todo lo que se compartió en aquellos tres días: Vía Crucis de la Misericordia, Homilías, Testimonios … podéis encontrarlo en medios adecuados: a destacar, las páginas oficiales de la Jornada Mundial de la Juventud, las del Vaticano, o Radio María – que es un regalo del cielo – y que transmitió en directo, publicando al instante en redes sociales las homilías completas del Santo Padre, y podéis encontrar en el apartado ´podcast` de su nueva web, los programas que trataron la JMJ.

Se produjo, además, una enseñanza particular para los que estuvimos allí; para cada uno, en cada momento, lo que Dios quiso. Y, como una niña pequeña, traje muchos pequeños detalles, tesoros que guardo en mi corazón.

Por mostraros algo: os cuento que la que está en la fotografía sobre un escenario, con un guitarrista y una traductora polaca del Equipo Amaos – mi querida Agnieszka, a la que no podré agradecer bastante sus impecables traducciones y ayudas, (porque yo hablo inglés, pero … ¡el polaco es muy difícil!) Pues, esa soy yo. Aún miro la fotografía, me río, y no me lo puedo creer… Lo único que hice fue obedecer a la Organización, y al responsable de mi Equipo, el P. Piotrowski, que me pidió dar allí mi testimonio.

testimonio-cracovia

Bueno, esto es un recuerdo simpático. Pero lo que más me gustó es que ese escenario estaba situado en Franciszkanska, 3.Precisamente donde se encuentra el balcón con la imagen de Juan Pablo II. Era en este lugar desde donde él hablaba a los jóvenes, que se sentaban en el césped y pasaban horas y horas escuchándole… Y creo que, contemplar esa situación, significó algo importante para mí, pues estoy convencida del gran legado que nos dejó San Juan Pablo II, especialmente: la belleza de sus Catequesis sobre el Amor Humano – de los cinco primeros años de su Pontificado – y la Teología del Cuerpo. La valentía de la verdad, en una persona que va por delante de su tiempo, y que se estaba anticipando ya, a la cobardía que estaba por venir…la ideología de género.

La Jornada Mundial de la Juventud no ha sido ´algo más`.
«La JMJ ha sido un signo profético para Polonia, para Europa y para el Mundo»
Papa Francisco.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.