Una embajadora de Medjugorje en Cartagena

Una embajadora de Medjugorje en Cartagena

Sor Emmanuel, cronista de los acontecimientos de Medjugorje y fiel apóstol de la Virgen, honró con su visita la histórica ciudad de Cartagena. Nos obsequió con una conferencia en la iglesia parroquial de San Antonio María Claret, el domingo 17 del presente mes de septiembre, coincidiendo con la celebración de las Fiestas de Cartagineses y Romanos. Con su laconismo y sobriedad habituales, embelesó a un auditorio sediento de la espiritualidad de Medjugorje. Nos expuso, tras una lúcida reflexión sobre la Eucaristía, uno de tantos frutos silenciosos de Medjugorje, desapercibidos en el mundo, pero de hondo calado en las almas. Un fruto que ejemplifica una vez más el poder del Santo Rosario. El convento carmelitano “Carmen Alto”, de Quito (Ecuador), languidecía a causa de la avanzada edad de las monjas y una sequía de vocaciones tan pertinaz que hubo de cerrarse el noviciado. La madre María Elena del Corazón de Jesús, priora del convento, había oído hablar de las apariciones de Medjugorje, iniciadas hacía tres años. Cuando su amiga Sor Luicela, religiosa italiana de la comunidad de las Doroteas, le anunció que partía como peregrina a Medjugorje, concibió un atisbo de esperanza. Escribió una carta a la Virgen y se la confió a Sor Luicela para hacerla llegar a manos de alguno de los videntes, pues se había extendido la voz de que Nuestra Señora atendía personalmente estas rogativas con tal solicitud que, con harta frecuencia, otorgaba respuestas individuales a los peticionarios cuando estos oraban con corazón sincero. Sor Luicela no logró contactar personalmente con ningún vidente, pero asistió a una aparición pública de la Virgen, que dio este mensaje:...
De Fátima a Medjugorje: el triunfo de María

De Fátima a Medjugorje: el triunfo de María

La Virgen prometió en Fátima: «Al final mi Inmaculado Corazón triunfará». Este triunfo comienza a manifestarse con mayor evidencia en Medjugorje, que fue calificado por San Juan Pablo II como «el mayor centro espiritual del mundo». El papa polaco también afirmó: «Medjugorje es la continuación de Fátima». Para alcanzar su triunfo en el mundo, la Madre del Buen Consejo nos da unas directrices a lo largo de sus mensajes, las cuales nos harán ganar la desigual batalla entre nosotros y el Mal. Fueron resumidas por el padre Jozo en cinco puntos a los que llamó «piedras» haciendo alusión a los rudimentarios proyectiles preparados por el pequeño David para enfrentarse al gigante Goliat. Son: Eucaristía como centro de nuestra vida, confesión mensual, rezo diario del Santo Rosario, lectura diaria de la Biblia y ayuno. Expondremos un par de ejemplos de cómo actúa la Triunfante Pedagogía de la Virgen. Al comienzo de las apariciones, el vidente Jakob, de diez años de edad, hizo el firme propósito de rezar un Rosario completo. Había ya rezado un avemaría cuando sus amigos lo llamaron para jugar al fútbol. El cansancio le venció cuando, ya en casa, se propuso continuar con el Rosario. Al llegar la hora de la siguiente aparición, temía recibir una reprimenda de la Señora. Esta se limitó a decirle con dulzura: “Muchas gracias por el avemaría que rezaste ayer. Ha servido para salvar a un alma”. Desde entonces Jakob reza diariamente el Santo Rosario completo. El 2 de agosto de 1981 la Virgen convocó a los videntes a una aparición extraordinaria: «Id a la era de Gumno. Una gran batalla está...
Santos y beatos reconocidos o en vías de llegar a serlo: su conexión con Medjugorje (actualización)

Santos y beatos reconocidos o en vías de llegar a serlo: su conexión con Medjugorje (actualización)

Ahora, finalizadas las indagaciones de la comisión vaticana sobre los acontecimientos de Medjugorje, corresponde al Santo Padre el dictamen definitivo, y no es nuestra intención adelantarnos a este veredicto. Sin embargo, estimamos de interés saber cómo reaccionaron ante estos hechos los santos y beatos contemporáneos a estos. ¿Qué opinaban del Fenómeno Medjugorje? ¿Manifestaron alguna reacción, ya fuese favorable, desfavorable o indiferente? ¿Coincidían en su actitud? Examinaremos en este artículo la postura que ante estos eventos mostraron Santa Teresa de Calcuta y San Juan Pablo II. Añadiremos la posible conexión de Medjugorje con San Pío de Pietrelcina (“Padre Pío”), quien, pese a no haber coincidido en vida con estas apariciones, parece estar vinculado a las mismas a través de una predicción y de pretendidos fenómenos místicos. También tomaremos en consideración el posible vínculo con Medjugorje de almas tan luminosas como la hermana Lucía de Fátima y el padre Emiliano Tardif, ambos en vías de beatificación. Como colofón añadiremos el insólito caso de la pequeña Audrey, paradigma de alma víctima cuya posible santidad está siendo estudiada con aprobación de su obispo local.   Padre Pío Mary Craig, periodista de la BBC, refiere en su libro A Spark from Heaven (Ave Maria Press, 1988) que el Padre Pío recibió en cierta ocasión la visita de unos peregrinos procedentes de la diócesis de Móstar, a la que pertenece la parroquia de Medjugorje. Les dijo: «La Virgen María visitará pronto vuestra tierra». Existen, además, unos hechos intangibles que establecen un curioso vínculo entre Medjugorje y este singular santo.  Si los menciono aquí es porque estos hechos de naturaleza inmaterial están directamente ligados a otros de...
El Poder de una Bendición

El Poder de una Bendición

1. La bendición sacerdotal   El sacerdote de la mano negra La mística austríaca María Simma (1915-2004) afirmaba tener encuentros con almas del Purgatorio; estas, según ella, le suplicaban que transmitiese a sus seres más allegados sus necesidades, consistentes con frecuencia en misas y actos de desagravio moral o incluso monetario. Dado que los datos aportados por los supuestos difuntos se ajustaban con precisión a secretos de familia y hechos confidenciales imposibles de conocer por personas ajenas a los mismos; y, puesto que esta vidente jamás reclamó ningún beneficio económico a cambio de sus singulares servicios, los destinatarios de los mensajes aceptaban como auténticos estos contactos ultraterrenos. De modo que, durante muchos años, María Simma gozó de gran prestigio en Austria y en Alemania como vidente fidedigna de almas en pena. Entre las ánimas que más la impresionaron, destacó una figura de aire abatido  y ademán doliente que, a juzgar por su vestidura, había sido sacerdote en su vida terrena. Su mano derecha estaba tan negra que parecía carbonizada. Conmovida, María le preguntó: —¿Por qué tienes tan negra la mano? —Porque debí bendecir más —respondió lastimeramente la visión de ultratumba—. Di a cuantos sacerdotes encuentres que deben bendecir más, mucho más: en sus bendiciones hay una poderosa fuerza que proviene de lo Alto y ahuyenta las fuerzas del mal. Este don solo lo poseen los sacerdotes y quienes viven en permanente estado de gracia.   Las misteriosas Fuerzas del Mal Una funesta inclinación al mal parece sellar como signo indeleble la contradictoria naturaleza humana. Es un hecho avalado por la Historia de todas las edades y de todos los...
«Comidas de María», fruto de Medjugorje, salva a un millón de niños del hambre y del analfabetismo

«Comidas de María», fruto de Medjugorje, salva a un millón de niños del hambre y del analfabetismo

Una formula sencilla para erradicar el hambre infantil y el absentismo escolar: «Comidas de María» El fundador había visitado Medjugorje en 1983. Allí recibió la vocación de ayudar a los más necesitados Cuando estalló la Guerra Civil en Yugoslavia, regresó a Medjugorje con provisiones Renunció a su empleo para dedicarse plenamente a la ayuda humanitaria Concibió el proyecto «Las Comidas de María » durante un viaje a Malawi en 2002 «Comidas de María» proporciona una comida diaria a más de un millón de niños en más de 1.200 escuelas repartidas por todo el planeta Todo comenzó una mañana de otoño de 1983 en un idílico paraje de las Tierras Altas de Escocia. Allí serpentea el indómito río Orchy, cuyas espumantes aguas atraen a los amantes del balsismo y de la pesca del salmón. A sus orillas se asienta la sosegada aldea de Dalmally, formada por unas cuantas viviendas plácidamente desperdigadas en el exuberante verdor. Una es «Craig Lodge», compuesta entonces por una casona de huéspedes y una casa familiar. En esta última, sentados a la mesa del desayuno, se encontraban tres de los hermanos MacFarlane-Barrow: Magnus y Fergus, de quince y dieciséis años años respectivamente, y Ruth, de diecinueve. Ésta levantó la mirada del periódico que estaba hojeando y exclamó: —¡Atención! Aquí dice que la Virgen María se está apareciendo a unos adolescentes en un lugar de Yugoslavia llamado Medjugorje. Los MacFarlane-Barrow, devotos católicos, conocían las apariciones marianas más renombradas, como las de Guadalupe, Lourdes  y Fátima. Incluso habían peregrinado al santuario portugués el año anterior. Pero la posibilidad de que la Virgen María estuviese apareciéndose en la actualidad...