Mi fe

Cynthia G.E.

Saber esperar

Saber esperar

Querido lector, Ayer decía mi párroco, D. Cristóbal Sevilla: “Sin Adviento no hay Navidad”. Qué gran advertencia. Y es que parece que hoy no sabemos vivir “la alegría de la espera”, como dice el Papa Francisco. Lo queremos todo ya, aquí, ahora.... leer más
Octubre

Octubre

Querido lector, Cuando a Michelangelo Buonarotti le preguntaron por la gran juventud de la Virgen María en su obra La Pietá que contemplamos en la basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, el escultor contestó: “Las personas enamoradas de Dios no... leer más

En familia

Colaboradores del Blog

Decálogo de la Felicidad

Decálogo de la Felicidad

Queridos amigos: Hoy – Solemnidad de TODOS LOS SANTOS – Jesús nos presenta en el Evangelio de las Bienaventuranzas el camino que conduce a la santidad, a la verdadera felicidad. Es un Decálogo: DECÁLOGO DE LA FELICIDAD 1. Si cambias el proyecto de tu vida... leer más
Vacaciones cristianas

Vacaciones cristianas

Ojalá puedas disfrutarlas. Son un derecho, y diría que también una obligación. ¿Cómo vivirlas? Ahí te va una especie de decálogo: 1. Goza de la naturaleza. En la playa, en la montaña, en la serranía, descubre la presencia de Dios. Alábale por haberla hecho tan... leer más

Obras de misericordia

Miguel Alacid

El robo

El robo

“Ven del Líbano, novia mía, ven del Líbano, vente… Me robaste el corazón, hermana mía, novia, me robaste el corazón con una mirada tuya, con una vuelta de tu collar. ¡Qué hermosos tus amores, hermosa mía, novia! ¡Qué sabrosos tus amores! ¡Más que el vino! ¡Y la... leer más
La Tierna Justicia

La Tierna Justicia

“Como un padre siente ternura por sus hijos, siente el Señor ternura por los que lo temen; Porque Él conoce nuestra masa, se acuerda de que somos de barro Los días del hombre duran lo que la hierba…  Pero la Misericordia del Señor dura desde siempre y por siempre.”... leer más
El Clamor

El Clamor

“EL CLAMOR”    Éxodo 3, 7 Dijo Yahveh: «Bien vista tengo la aflicción de mi pueblo en Egipto, y he escuchado su clamor en presencia de sus opresores; pues ya conozco su sufrimiento. He bajado para librarlo…   Damos un buen salto, dejando atrás seguro no pocos... leer más

El rincón de Medjugorje

Juan Santisteban